Inicio

Diferencia entre anorexia y bulimia

PDFImprimirE-mail


Se diferencian por la forma en que las personas se comportan ante la comida. Puede darse el caso de que una misma persona sufre de ambos trastornos, bien de forma alternativa o sucesiva. La anorexia nerviosa se caracteriza por un miedo exagerado a engordar y por una distorsión de la imagen corporal, que hace que las personas que la padecen se vean y sientan gordas cuando no lo están. En el caso de la bulimia nerviosa, además del miedo a la gordura, existe un sentimiento de pérdida de control con la comida.

¿Por qué aparecen estos problemas de salud?

En la sociedad actual está extendida la idea de que para triunfar en la vida es imprescindible ser guapo/a y responder al "canon de belleza" representado por cuerpos delgados y esbeltos. La publicidad, la moda, los medios de comunicación, refuerzan esta idea y ejercen una considerable presión sobre las personas que no se ajustan a este canon ideal de belleza. La forma y el momento particular en que cada persona vive, siente asimila o interioriza estas situaciones contribuye, entre otros factores, a que enferme o no.

¿Cómo saber si estamos ante el inicio de una anorexia o bulimia?

La etapa de cambios en la que estos problemas suelen aparecer es un momento en el que no es extraño que se den comportamientos peculiares, diferentes, como:

  • Sensación de tristeza y soledad
  • Círculo de amistades cada vez más estrecho
  • Dedicar mayor tiempo a actividades como la escuela
  • Cambios en los hábitos en relación con la comida
  • No coincidir con el resto de la familia a la hora de comer
  • Aumento exagerado de la práctica de ejercicio físico

¿Qué podemos hacer si sospechamos la existencia de un trastorno del comportamiento alimentario?

Lo más importante es no encerrarse en uno mismo y buscar ayuda en la familia o personas de confianza. Es conveniente acudir al médico valorar la necesidad de un tratamiento. Si crees que una amiga o amigo puede estar sufriendo un trastorno de este tipo, no dudes en hablar con él o ella y darle apoyo y confianza para que pueda buscar ayuda profesional.

¿Te sientes bien al comer?

La alimentación es un reflejo de cómo nos sentimos. Si estamos tristes o deprimidos no comemos o comemos muchos alimentos “chatarra”. Si por lo contrario estamos de buen humor tendremos el apetito normal y comemos con gusto. Por estas razón es importante que observes cómo es tu alimentación, te ayudarán a identificar tu estado de ánimo.

En ocasiones, por distintas razones de nuestro entorno, pensamos que debemos reducir nuestro peso con la finalidad de adelgazar. Esto no es lo mismo que cuando una persona tiene obesidad o sobrepeso debereducir su peso, no por una cuestión de apariencia, sino por su salud. Esto es riesgoso, ya que la estética no debe estar por encima de nuestra salud.

Lo adecuado siempre será ir al médico a que haga una evaluación de nuestro estado físico, para saber si requerimos alguna dieta especial. Si lo intentamos manejar por nuestra propia cuenta es muy peligroso, ya que tratar de controlar el peso sin ayuda profesional puede acarrear graves problemas a la salud.

Cuando se presentan situaciones en donde la persona tiene la idea de bajar de peso a como dé lugar, independientemente de que lo necesite o no, hay que observar si no tiene algún problema con su entorno, que como mencionamos anteriormente, puede ser el origen de éstas conductas.

Estos problemas se pueden dar desde la familia, la escuela o el trabajo, las amistades, la pareja u otra situación que se pueda presentar y que tenga un efecto negativo en la persona, incluso el mismo paso por la adolescencia. En muchas ocasiones es difícil para la persona identificar estos problemas, ya que trata de evitarlos con otras conductas, como la satisfacción que supone le ofrece estar delgada o hacer ejercicio exageradamente.

Al seguir esta idea, la persona no se da cuenta que no sólo no resuelve su problema, sino que se va creando otro, por lo que tendrá dificultades a nivel emocional y en salud física. Esto es muy grave, ya que la persona al pensar que se hace un bien, se está autodestruyendo y se agrava porque el no alimentarse correctamente también tiene un efecto negativo en la capacidad mental.

Escríbenos para cualquier duda o comentario al correo electrónico: contacto@salud.df.gob.mx