Anorexia Nerviosa

PDFImprimirE-mail

¿Te has fijado que últimamente hay muchos productos para bajar de peso?

Existe una gran cantidad de medicamentos, cremas, aparatos y dietas que tienen como función bajar de peso mucho más rápidamente, lo que nos habla de que hay un gran interés en general por tener un cuerpo delgado. Estos productos pueden resultar peligrosos o que no den los efectos deseados. Lo mejor es alimentarse correctamente y hacer ejercicio.

¿Y que la mayoría de las personas que salen en televisión, revistas o Internet son muy delgadas?

Es cierto que muchas personas que se relacionan con este medio son extremadamente delgadas, pero eso no decir que sean sanas, o que se sientan muy bien. También es importante que te des cuenta que muchas de estas personas son de otras nacionalidades y por lo tanto las formas y proporciones de sus cuerpos son diferentes que el tuyo.

Si estás tratando de bajar de peso, ¿Lo haces tú sola o tienes el apoyo de un especialista y de algún familiar?

En el caso de que te decidas por seguir una dieta, debes consultar a tu médico para valorar si es realmente necesario que sigas un régimen para bajar de peso.


¿Cuándo es recomendable que lleve un régimen para bajar de peso?

Se recomienda que una persona comience a realizar actividades para reducir su peso cuando este se encuentre en un punto en el que se está poniendo en riesgo la salud, lo cual sucede cuando se tiene obesidad y/o sobrepeso y que debe ser realizado bajo recomendación médica.

¿Qué no es mejor estar delgada que gorda?

Más allá de estar delgada o no, lo importante es estar sana. Esto se logra con una alimentación adecuada, ni mucho ni muy poco y que abarque los distintos grupos de alimentos. Si tienes dudas acerca de tu alimentación consulta a tu médico o al dietista.

Cuando vas a comer ¿Sientes miedo de perder el control de tu consumo de alimentos?

Es importante aprender a reconocer tus emociones. Si en algún momento te llegas a sentir mal antes, durante o después de comer, deberás consultar a tu médico. Esta emoción negativa puede afectar tu alimentación y tu salud.

¿A pesar de leer esto y darte cuenta de que tu peso es el adecuado, sientes que debes de bajar o seguir bajando de peso?

Si este es el caso entonces debes de saber que es posible que estés desarrollando un trastorno de la conducta alimentaria, que puede ser anorexia o bulimia.


Signos de una persona con Anorexia Nerviosa

Físicos

  • Piel amarillenta o manchada
  • Piel reseca
  • Piel cubierta de vello fino
  • Pensamiento confuso, lento, mala memoria y capacidad de discernimiento
  • Boca seca
  • Sensibilidad extrema al frío
  • Pérdida de fuerza muscular, debilidad
  • Atrofia muscular y pérdida de grasa corporal
  • Lanugo, que se localiza especialmente en las mejillas, el cuello, la espalda, el antebrazo y el muslo
  • Uñas quebradizas
  • Caída del cabello

Conductuales

  • Constante preocupación por adelgazar
  • Percepción distorsionada de la imagen corporal
  • Restricción de alimentos

Factores de Riesgo:

  • Sociales y ambientales: tienen que ver con la presión que ejerce la sociedad hacia la delgadez y el culto al cuerpo, así como la influencia de círculo de iguales.
  • Físicos o biológicos: se refieren a cierto tipo de características físicas, genéticas o biológicas que pueden hacer a la persona más vulnerable que otras.
  • Personales: rasgos de personalidad, carácter, o formas de ser y comportarse, que se han ido aprendiendo a lo largo del desarrollo, pero que en un cierto momento de la vida, y llevados al extremo, pueden hacer más susceptible al sujeto al gusto de la delgadez extrema y la perfección del cuerpo.
  • Familiares: se refieren a ciertas características familiares, relaciones entre el núcleo familiar, conceptos y normas en la educación de los hijos, ya sean de tipo explícito o implícito y que pueden ser de gran influencia tanto para la adquisición del trastorno, como para potenciar ciertas características personales y de comportamiento que favorecen el riesgo.

¿Cómo debe ser la alimentación de una persona con Anorexia Nerviosa?

  • Servir comidas atractivas, frecuentes y ricas en cantidades pequeñas, dar alimentos de su preferencia
  • Limitar alimentos pesados durante las primeras etapas de tratamiento (la intolerancia gastrointestinal puede persistir por un largo periodo)
  • La dieta debe llamarse “dieta baja en calorías para anorexia nerviosa” esto ayuda a la paciente para que inicie su tratamiento
  • El aumento de ingestión calórica debe hacerse lentamente. Iniciar las necesidades basales 300 a 400 kcal
  • Promover el aumento de 1 a 2 kg/semana hasta lograr gradualmente una ingesta de 2500 a 3000 kcal /día
  • El paciente puede medir y pesar sus alimentos al inicio del tratamiento y reducirlo de forma gradual
  • Ayudar al sujeto a retomar hábitos de alimentación normales
  • Un día “sin sal agregada” puede reducir la retención de líquidos
  • Evitar la cafeína por su efecto estimulante/diurético
  • Dependiendo de la gravedad, puede ser necesario proporcionar un suplemento de vitaminas y minerales