Actividad Física

PDFImprimirE-mail

La actividad física diaria ayuda a mejorar nuestro estado de salud, no es necesario hacer una rutina en un gimnasio, sólo basta incrementar la actividad física de manera cotidiana.

¿Cómo podemos incrementarla‌?

Existen varias maneras en las que tú y tu familia pueden incrementar su actividad física:

  • En lugar de pasar el tiempo en videojuegos, internet o televisión, lleva de paseo al perro, cambia el ascensor por las escaleras.
  • Enseña a los niños juegos tradicionales (como brincar la cuerda, escondidillas, avión, quemados, entre otros).
  • Ponte de pie para cambiar los canales del televisor y no utilices el control remoto, de esta manera realizarás esfuerzo extra.
  • Camina en vez de utilizar transporte para distancias cortas.
  • Reduce el tiempo que pasas sentado.

¡Muévete!.. Empieza a caminar

Caminar es una actividad física que podemos realizar para mejorar nuestra salud.


Algunos consejos para que la caminata tenga más beneficios son:

Camina al menos 30 minutos al día

  • Si no puedes comenzar con 30 minutos continuos, comienza con dos sesiones de 15 minutos hasta lograr tu meta.
  • Camina a la misma hora del día, de modo que se convierta en una parte regular de tu estilo de vida.
  • Si no realizas la actividad un día, planifica recuperar otro día o añade 10 ó 15 minutos a la próxima sesión.

Mantén trabajando la mayor parte de los músculos

  • Es necesario moverse a paso rápido para mantener un gasto de energía adecuado.
  • Contrae los músculos del abdomen mientras caminas o corres, para fortalecerlos.

Bebe agua mientras realizas el ejercicio

  • Si sientes la necesidad de tomar líquido durante el ejercicio, toma únicamente agua simple.
  • Toma el agua en sorbos pequeños, para mantener una hidratación adecuada.

Usa ropa y calzado cómodo y apropiado

  • No utilices ropa apretada como fajas o vendas, pues no permiten la adecuada circulación sanguínea.
  • No utilices plásticos ni fajas térmicas, ya que su uso únicamente promueve la pérdida de agua, no de peso.

Beneficios de realizar tu rutina, día con día:

  • El corazón y los pulmones tendrán mejor funcionamiento.
  • Dormirás mejor.
  • Fortalecerás poco a poco tus huesos.
  • Ayudarás a controlar la glucosa y la presión.

Muévete en tu oficina

Como consecuencia del sedentarismo en nuestro lugar de trabajo, se registra un incremento de enfermedades crónico degenerativas como la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

¿Para qué moverme‌?

Es recomendable darnos un tiempo dentro de nuestro horario de trabajo para poder realizar una breve actividad física, la cual nos ayuda a reducir los niveles de estrés y a mejorar la circulación sanguínea que beneficia nuestros órganos vitales.

Recomendaciones:

  • Realiza los ejercicios por lo menos una vez al día.
  • Ponte cómodo para realizar la actividad física.
  • Mantén una buena postura para evitar cualquier lesión.
  • El estrés y la ansiedad pueden disminuir si practicas actividad física.
  • Recuerda que el ejercicio junto con una alimentación correcta nos ayuda a prevenir sobrepeso y obesidad.